Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

Olvido: no te dejes llevar por la dulce oscuridad,no vayas a la tumba con las uñas intactas…

nuncameolvides
Los lucida eran una civilización sumamente próspera, y al parecer nada amenazaba su feliz existencia.
Habían celebrado sus primeros 400 años de existencia como civilización, y los festejos habían sido ciertamente espectaculares…
Pero días después del festejo comenzaron a notar algo raro. La gente mayor perdía la memoria poco a poco y con ella las capacidades más básicas de su vida cotidiana.
Con el tiempo quedaban incapacitados de hacer nada, y se dejaban estar, inmóviles hasta que llegaba la muerte, por lo general de sed.
Hubo una breve discusión acerca de los motivos de lo que ocurría, y se acordó que el aumento de la expectativa de vida había llegado a un límite ya infranqueable, por lo que sufrían los mayores era consecuencia inevitable de la vejez…
Habiendo llegado a esa simplista, pero tranquilizadora conclusión, solo restó discutir que hacían con los afectados. No siendo, al parecer, más que una decadencia natural sin riesgo de contagio,se decidió no hacer nada, salvo en los casos en que los viejos en estado confusional interrumpían el tránsito, o caían en su sopor final en plena calle. Para esos casos la policía actuaría sacándolos de la vista del público,llevándolos a sus casas si las tenían, y dejándolos en un lugar menos visible en caso contrario.
Pronto ese olvido de los ancianos fue considerado algo cotidiano y ya a nadie le importaba…
Pero un joven investigador,llamado Raúl, comenzó a sospechar que los ancianos no eran los únicos afectados. Años analizando expedientes y rastreando a pacientes de distintas edades llegó a una terrible conclusión: al parecer esa forma tan destructiva de amnesia afectaba cada vez a gente más joven, y si la progresión continuaba podía llegar a afectar a toda la población, incluso a los niños.
Algo se había escapado en los análisis tan optimistas de sus predecesores: o la enfermedad del olvido-porque al parecer lo era- era contagiosa, contra todo pronóstico o había un factor ambiental desconocido que se había generalizado en la población, porque la progresión era muy rápida para ser atribuible exclusivamente a causas genéticas…
La investigación de Raúl no llamó la atención de nadie. Todos preferían creer que el olvido terminal era que solo le ocurría a otros, y que ellos se salvarían , de un modo u otro.
Raúl intentó convencerlos de la gravedad de la situación, pero pronto aceptó que era inútil y se abocó a la solitaria tarea de desentrañar la etiología de la enfermedad, y si era posible, hallar una cura o al menos un paliativo.
No tuvo suerte. Él mismo contrajo la enfermedad. Muy pronto descubrió que olvidaba datos importantes de su propia investigación a pesar de tener todo registrado en sus archivos digitales, con sus correspondientes backups. Y es que olvidaba adónde tenía guardados los mismos…
Trató de luchar contra el olvido repitiendo mil veces lo que deseaba recordar, haciendo grabaciones con mecanismos de reproducción automática, pero entonces descubrió uno de los detalles más macabros del olvido: no sólo no recordaba tal o cual dato,es que sus recuerdos grabados, y repetidos una y otra vez, ya le eran ajenos, como pertenecientes a una persona que ya no era él.
Y a medida que el tiempo transcurría, sus propósitos del pasado le parecían extraños, como si cumpliera un guión preestablecido por un total desconocido…
Poco a poco fue dejando toda investigación, y todo intento por recordar, y se abandonó a una pasividad cada vez mayor.
Para ese entonces la civilización de los lucida ya estaba en plena decadencia: los niños lucida nacían con una total incapacidad de fijar recuerdos, y no parecía haber cura posible.
Recién entonces alguien se acordó de Raúl y de su investigación y fue a buscarlo , pero ya era tarde. Raúl no recordaba, ni deseaba recordar nada de su pasado, y echó a los visitantes de mala manera. Luego volvió a su pasividad ya habitual…
Finalmente ya no se levantó más, y cerró los ojos, para esperar la muerte.No era el único. Toda una civilización moría con él en ese momento…

Anuncios

El dorado amanecer

Silvina nació en un planeta que giraba en torno a una estrella moribunda, en una ciudad subterránea-porque la superficie del mismo era inhabitable ya- en la que reinaba más absoluta oscuridad. Sin embargo los más ancianos hablaban del “dorado amanecer”, lo describían con un sinfín de detalles, y ella creció escuchando entre azorada y esperanzada todas esas historias…

Siendo una niña más grande se animó a pedir más detalles a los relatores de tamaña maravilla, y no tardó en descubrir que ninguno de ellos había visto personalmente el fenómeno que describía. Simplemente se limitaban a repetir lo que sus padres y abuelos les habían contado cuando ellos mismos eran niños…

Eso hizo dudar a Silvina, pero su deseo de creer era más fuerte y buscó en antiguas tablillas escritas en Braille, algún indicio,aunque fuese débil, de la existencia de algo como lo que describían los ancianos…

Los años pasaron y siendo ya adolescente, llegó a la ciudad un hombre que rápidamente ganó fama de sabio entre todos y que parecía venir de muy lejos.

El hombre les explicó que el “dorado amanecer” que ellos añoraban estaba cercano y que debían prepararse para contemplarlo rezando y purificando sus almas con el agua sagrada que él les vendía…

Casi todos, Silvina incluida le creyeron y compraron el agua, y luego de rezar con fervor, se bañaron con ella siguiendo exactamente los procedimientos por él indicados , pero nada sucedió.

Cuando quisieron reclamar el anciano había desaparecido, junto con el dinero de todos, obviamente.

Hubo una sensación de humillación entre todos, pero rápidamente se dijeron que aunque el sujeto era un farsante eso no invalidaba al “dorado amanecer”…

Muchos años después llegó otro viajero, una joven mujer que decía que podía predecir cuándo llegaría el “dorado amanecer”, y que podía enseñarles sus cálculos, por un módico precio, que todos pagaron gustosamente.

La mujer les dijo entonces la fecha, que era dentro dos semanas, y todos se prepararon con gran alegría y esperanza para el ansiado día. En medio del entusiasmo,nadie observó la silenciosa huida de la mujer, nadie, salvo Silvina, que se estaba volviendo desconfiada y la vigilaba en silencio.

Fue inútil, no pudo impedir su huida,y cuando avisó a los demás de la misma, nadie le prestó atención.

Solo cuando la fecha pasó sin pena ni gloria, todos reconocieron que habían sido estafados. Pero seguían esperando el verdadero “dorado amanecer”…

Silvina envejeció, y vio a pasar a nuevos estafadores por la ciudad, pero ya no le importaba. Había dejado de creer en amaneceres, dorados o no, y ya no esperaba nada…

Cuentos para recordar: pedacitos (II)

Android-Sad

El gigante los venció fácilmente. Para que no resucitaran los cortó en pedacitos y dispersó los pedacitos por varios puntos del planeta.
Luego se fue a descansar. Sentado sobre una roca tocaba una melodía en la flauta mientras se decía que al fin tendría paz.
Pero un rumor sordo lo distrajo. Buscó la causa durante unos minutos y cuando la descubrió se quedó helado.
Los pedacitos se buscaban, se llamaban, y lentamente se encontraban y se iban reuniendo. Con el tiempo, ellos volverían a armarse y todos los esfuerzos del gigante habrían sido en vano.
El gigante corrió y gritó y fue dispersando una y otra vez a los pedacitos, hasta caer agotado.
Era inútil, los pedacitos se reunían una y otra vez, con la certeza de que los esfuerzos del gigantes serían vanos, y que llegaría el día en que los pedacitos estarían todos reunidos. Ese sería el día de su triunfo…

Cuentos para recordar: Pedacitos

Tux triste

En aquel planeta todas las profesiones del mundo tenían su versión del origen del mundo, hetorodoxa cada una de ellas con respecto a la otra.
Así los arquitectos lo veían como un gigantesco proyecto, obra de un magno arquitecto y los ingenieros como una práctica solución habitacional ideada por un excelso ingeniero.
Los orfebres lo veían como una joya  creada  por un joyero celestial, los músicos lo veían surgido de una melodía primordial, y los poetas como el más grande poema jamás compuesto.
Más prosaicos, los albañiles imaginaban su lenta y trabajosa construcción ladrillo por ladrillo.
Los alfareros lo creían hecho de barro estelar y los cocineros de mazapán.
Para los escritores estaba hecho de palabras jamás escritas, para los actores era una obra de teatro.
Para los soñadores era el sueño de un dios dormilón y distraído.
Pero quizá quien más cerca estaba de la verdad era un hombre que iba por el mundo contándoles a todos que el mundo estaba hecho de pedacitos de otros universos, de sueños ajenos y esperanzas prestadas…

Cumple Blog: 3 añitos

Entre idas y vueltas, mi blogcito de cuentos ha cumplido 3 años
Y lo cierto es que el número de seguidores se ha incrementado con el tiempo. Mis agradecimientos a todos.
Por lo pronto me hallo tratando de avanzar en un historia medio enrevesada. Sin mucho éxito, todo hay que decirlo (no le ha gustado a nadie. Sniff).Ya veremos que sale.
Tal vez cuando arme lo principal pueda volver a los cuentos cortos habituales (que son lo que la gente lee ) .En fin…
Por lo pronto reitero mi saludo y mis agradecimientos a mis reales y potenciales lectores…
Como ven, Andy se encargó del cathering 😀

androidchef

Adónde huyen los que no tienen salida. La historia de Mercedes

Mercedes nació en una familia de buena gente. Gente trabajadora y humilde, querida por sus vecinos. Su hermana mayor se llamaba Laura y fue la preferida de sus padres desde que nació.

Mercedes en cambio, era tratada con desprecio. Le tocaban las peores ropas y las tareas más pesadas.

Era una chica feúcha, tímida, y algo hosca. No confiaba en nadie y vivía ocupada en tareas domésticas, salvo cuando estaba en la escuela, donde nunca se destacó.

En verdad, cómo le prohibían dejar las tareas domésticas para estudiar, lo hacía de noche cuando todos dormían, robándole horas al sueño, lo que sumado a su mala alimentación, hacía que se durmiera en clase, con lo que se ganó fama de perezosa.

En su casa, aunque trabajaba sin descanso, decían que era vaga y le auguraban un triste porvenir. En verdad, nunca oyó de sus padres un sólo elogio, mientras que su hermana era cubierta de alabanzas por el hecho más minúsculo.

Mechita, como era conocida, envidiaba a su hermana. Hubiera querido ser tan bonita y afortunada como ella, pero sobre todo, que la quisieran tanto como a ella.

Un día, cuando tenía 14 años, luego de que los padres tiraran la casa por la ventana festejando el cumpleaños de 15 de Laura, Mechita huyó con un hombre, un amigo de la familia.

Él tenía 29 años y al parecer había quedado prendado con ella.

Por primera vez en su vida, Mechita se sintió querida e hizo todo por complacerlo. Por un corto período de tiempo fue feliz… En su inocencia no veía nada incorrecto en el accionar del hombre.

Pero los padres amenazaron con denunciarlo por pedófilo, y el hombre aceptó devolverla a su familia. La familia puso como única condición que la chica no estuviese embarazada.

Cómo no lo estaba, Mechita volvió a su hogar.

Ahora trabaja todo el día en su casa y atiende un pequeño negocio que puso su familia. Ha dejado la escuela por orden de su madre . Aparte de eso, nada ha cambiado.

Los mismos insultos, los mismos malos tratos se repiten. El hombre no volvió nunca más y se rumorea que se casó con una joven de su edad.

Pero Mercedes no lo llora. Con resignación se dedica a fregar pisos, cargar bolsas, cocinar, reparar todo lo que se rompe…

Algún día cumplirá los 18 años y será libre. Aunque no tiene adónde ir, esa esperanza la mantiene con vida…

Un cuento sobre un extraño final de vacaciones

Debo reconocer que tuve unas vacaciones interesantes, con algunos inconvenientes legales, pero nada más…

El penúltimo día en la costa Atlántica fue muy movido y todos nos fuimos a dormir temprano. Nuestro vecino-el que alquilaba la habitación de al lado- había salido esa noche muy apurado, porque al día siguiente tenía que trabajar. Iba solo en su auto, porque su mujer y su hija se habían ido en colectivo el día anterior, debido a una pelea matrimonial de las que solían tener a menudo…

Yo me levanté temprano y estaba tomando mate sola, cuando llegó la policía y despertó a todo el mundo…al parecer el vecino había muerto en un accidente algo sospechoso…

Tras un breve interrogatorio en el que me preguntaron si lo conocía y si había visto algún extraño acercarse a su auto, me dejaron de lado, y se dedicaron a interrogar con gran entusiasmo, primero a la dueña de casa, y luego-sorpresivamente-a mi cuñado…

Poco después se le llevaban detenido, ante la sorpresa e indignación de mi hermana…afortunadamente logré tranquilizarla y conseguí que llamara al abogado de la familia para que se encargara.

No sirvió de mucho. A nosotros nos dejaron volver a la capital-con prohibición de dejar el país,je-Fue un verdadero calvario conseguir pasaje pero lo logramos…

Mi hermana no dejaba de llorar, y sus hijos olvidaron momentáneamente sus peleas para consolarla.

Lo cierto es que mi cuñado fue preso, y que el fiscal-aunque fastidiado porque no había conseguido cámaras-parecía seguro de que el juez lo declararía culpable…y tuvo razón. Con una rapidez impensada en nuestro sistema judicial, la causa pasó a juicio oral, y mi cuñado fue llamado culpable de homicidio premeditado y recibió la pena máxima, (o algo así, la verdad es que no presté mucha atención a la terminología leguleya)…

Lo cierto es que estuvo en el lugar y en el momento equivocados. Un morocho que pasa cerca de un coche que después explota, siempre es sospechoso. Y más si cometió el error de hablar de forma algo violenta del difunto muertito…,y si encima descubren que trabajaba en una fábrica de productos químicos…mala suerte.

Sé que queda mal hablar de los muertos, pero la verdad es que sospecho que su viuda y sus hijos han salido ganando. Ojalá ella consiga un marido menos necio, la próxima vez. Creo que es una buena persona. Él no lo era…

Si me preguntan, yo diría que lo suyo fue un suicidio. Hablaba demasiado. Y escuchaba poco… estaba tan seguro de saberlo todo de autos… Un verdadero conocedor se hubiese dado cuenta…un verdadero conocedor hubiera bajado la velocidad. Lo único que lamento es que nunca llegó a darse cuenta de quién lo mató. Y es que los prejuicios también matan…

PD: y pensar que él creyó que el único peligro que corría era el de ser envenenado.Je.

Contra la realidad nos hemos topado,Sancho

El sacerdote repetía, ante la mirada atónica de todos,biblia en mano, frases en latín, que nadie comprendía…eran, al parecer, partes de un rito ancestral, ya caído en desuso.

Un enfermero se detuvo a mirar, lleno de curiosidad, y temeroso de que los demás pacientes se asustasen ante semejante despliegue. No fue así, todos seguían en su mundo particular, ajenos a ese momento y lugar.

En ese momento acertó a pasar por allí el psiquiatra de turno, y el enfermero lo llamó. El doctor se acercó a él y le preguntó que sucedía:

-Es el nuevo paciente. Está haciendo de nuevos esos extraños rezos y cánticos…

-Ah, sí-comentó el doctor, tranquilamente- es un exorcismo.

La perplejidad del enfermero fue mayúscula ante esta respuesta.

-Pero ¿a quién está exorcizando? ¿a un endemoniado invisible? ¿es un exorcismo general?

El doctor le palmeó el hombro, y en tono confidencial, le explicó:

-Según me ha dicho, está exorcizando a la realidad.Afirma que, hoy en día, es el más peligroso de los demonios.

Error de interpretación

Ingrid mira a la jueza, impasible. Sabe que ya está condenada. Lo sabe aunque ignora el significado de casi cada una de las palabras que se han pronunciado en ese y otros tribunales.
Sabe-sospecha al menos- que esta es la última instancia. Y que no habrá piedad para ella. Eso último es una certeza que ha hecho carne en ella, luego de los meses transcurridos en la cárcel previos a lo que parece será una condena express.
En cierto modo es una afortunada. Otros pasan años sin condena, y en prisión. Ella no lo siente así…
Todo fue un error de interpretación, se dijo. Tal vez se mostró demasiado segura de sí misma (más de lo que realmente se sentía) y eso le jugó en contra. Creyeron que sabía más de lo que realmente sabía, y no en su inocencia.
Porque su crimen fue ser inocente. Demasiado. No estaba lista para jugar en las grandes ligas.
Mintió…infló su currículum,exageró sus virtudes,pero de ahí a merecer la cadena perpetua (porque eso sí que le había quedado claro entre tanta palabrería incomprensible), le parecía una demasía.
No así a las juezas, que la veían como un caso ejemplar.
La miraban y veían un monstruo…Incluso sus abogados,supuestamente a cargo de defenderla pensaban así.
No se atreve a llorar. No es su orgullo-del que le queda poco-ni dignidad-que ya no recuerda haber tenido. Es que ya se ha gastado rogando y suplicando, y eso solo empeoró su situación. Cada ruego suyo fue consignado como prueba de su culpabilidad.
Tiene familia, pero oportunamente se ha borrado. Les da vergüenza verla en prisión.La soledad sería una condena más, sino fuera porque en prisión lo que sobra es gente. No amigas, claro está. Gente.
Y aunque se le ha pasado por la cabeza el suicidio, siente que seguir con vida es el único triunfo que puede darse el lujo de tener, frente a los que festejan de antemano su condena.
Ingrid se pone de pie, empujada por una uniformada de mal talante. La jueza lee la sentencia.
Por la forma en que todos festejan (hasta su abogado parece querer dejar su puesto para unirse al holgorio, pero permanece a su lado, profesional, eso sí, sin perder tiempo en fingir amabilidad con ella), Ingrid deduce que la condena ha quedado firme.
Lo que sucede después lo ratifica… a veces hasta la esperanza sale demasiado cara para algunos…

Un anillo muy bonito

Cuando Susan le dijo a Rubí que la amaba, ésta creyó estar viviendo un cuento de hadas…y así lo pareció, hasta cierto punto, y por un tiempo.
Luego todo se fue enfriando, y se fueron apartando lentamente. Rubí se decía que era por las múltiples obligaciones de Susan (que era una actriz poco conocida, pero actriz al fin). Y su propio trabajo como profesora no era menos absorbente, debía reconocerlo. Pero confiaba en que todo se resolvería…
No sucedió así, la distancia entre ellas aumentó hasta el punto en que casi ni se hablaban, y un día, Rubí encontró la casa medio vacía. Creyó que había sido un robo, pero la puerta no había sido forzada, y cuando subió a la habitación y revisó el placard, notó que solo quedaban sus ropas.
No había nota, ni mensaje alguno en su teléfono, pero estaba claro que Susan se había marchado, llevándose todo lo que consideraba suyo.
Rubí no supo que hacer… o qué decir. Intentó llamar a Susan y le dejó un mensaje, pero al no recibir respuesta, desistió…
Llorar…lloraba un poco, pero la necesidad de rogar por suplencias para cubrir los gastos necesarios para reponer los muebles, además de una cuenta bastante pesada que tenía por una compra reciente, la tenía más preocupada que el dolor del abandono.
Un día, varios meses después, encendió su flamante televisión, recién comprada y al hacer zapping vio a Susan en una entrevista.
Se veía muy feliz, se dijo con amargura. En un momento dado uno de los periodistas le señaló con sorpresa un anillo que la actriz llevaba en su mano izquierda, y que no combinaba para nada con su ropa, bolso y zapatos.
Susan sonrió, turbada. Miró el anillo (un regalo de Rubí por su cumpleaños), y explicó:
—Es una baratija, lo sé, pero es un anillo muy bonito…
Rubí apagó la televisión. Se sentía muy cansada…

rubí

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

NO SOY LO QUE DEBERIA, el blog de Nilda

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.