Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

El engaño y la traición:5ª parte

Entrevista

Y sin embargo me ha concedido esta entrevista. Me gustaría saber porqué — Comentó frente a ella Beatriz Ocampo, una famosa periodista.

 

Tal vez quería variar un poco. Usted tiene ideas diferentes. No me decepcione. En general sus colegas prefieren quejarse de superficialidades. Les preocupa más el maquillaje que uso, que el bagaje teórico que manejo.

 

Beatriz hizo un mohín burlón y acomodó un mechón de su rubia cabellera antes de responder:

 

Pero no puede decir seriamente que es de izquierda solo por el hecho de que su hermano y usted hayan tenido siempre tan mala relación con casi todos los medios de comunicación de cierta envergadura.

 

Esa es la clave, Beatriz. De cierta envergadura: están furiosos porque no les permitimos crecer más allá de ciertos límites. Después de la estrategia de Manuel y Eva para redistribuir el espectro radioeléctrico nunca lograron ser los pulpos poderosos que otrora habían sido. Pero su rencor es muy duradero. No soportan no ser los que tiran de los hilos.

 

Manuel y Eva no llegaron a ver cumplida esa tarea—. Recordó Beatriz.

 

Por eso mismo no puedo permitir que esa situación se repita. Es más fácil dejar crecer a la hidra que destruirla. Y luego está la embajada. Eso no ha cambiado: la Ciudad es una digna sucesora de la Nación. No han dudado en pagar a cuanto periodista, político o figura relevante de moral flexible han hallado— Irene reflexionó unos instantes tras pronunciar éstas palabras—. Pero eso no es una queja, se lo aseguro. Son cosas con las que hay que contar, simplemente: gajes del oficio. Lo que más me preocupa es que no falta el que lo hace gratis…

 

¿No supone eso la necesidad de una autocrítica?

 

¿A qué se refiere?― preguntó Irene algo sorprendida.

 

Muchas personas que parecían muy cercanas al proyecto de ustedes se han alejado repentinamente. Algunas incluso dando un portazo muy ruidoso. Algo malo deben haber hecho para que eso sucediera …

 

La periodista observó como Irene meditaba unos instantes su respuesta. Finalmente, contestó:

 

No niego que hemos cometido errores, pero las peores reacciones han sido a causa de nuestros aciertos. En cierto modo me alegro de haberme librado de varios tránsfugas que mostraron muy pronto que eran progresistas sólo de la boca para afuera. Dígame que gobierno antes del de Ariel se había atrevido a quitarle todos sus privilegios a la Iglesia Católica. Manuel y Eva lo iniciaron con la nueva constitución, pero fuimos nosotros quienes logramos tener un estado realmente laico. Y sí, perdimos algunos aliados que prefirieron quedar bien con las jerarquías eclesiásticas. No lo lamento.

 

Esas no son cuestiones que importen a la gente común.

 

Creo que subestima a la “gente común”. Pero lo cierto es que hemos reducido la pobreza y la desigualdad como nadie. Millones de personas tienen acceso a comida, agua potable, vivienda, hospitales públicos, escuelas públicas, cuando antes estaban excluidas. El analfabetismo ha desaparecido en la Confederación… Más gente que nunca tiene trabajo bien remunerado.

 

Aún hay desigualdad. Y hay regiones de África donde la gente apenas tiene para comer.

 

¿Sabe algo de historia al menos? Hace unas décadas parecía que África estaba abandonada a su suerte. Incluso cuando se la aceptó en la Confederación se pensó que sólo serviría para obtener mano de obra barata. Nuestro enfoque fue radicalmente distinto y funcionó.

 

¿Todavía siguen diciendo que están construyendo el socialismo, comunismo o como se llame? ¿O esos conceptos arcaicos murieron con Ariel?

 

Irene se permitió una sonrisa:

 

Ciertamente. Nunca dije que hayamos llegado, pero estamos en camino. Y lo único arcaico aquí es seguir sosteniendo al capitalismo, que ha demostrado ampliamente lo dañino que es.

 

Tal vez ustedes pusieron un piso, pero el techo está lejos y su obstinación ha dejado gente valiosa afuera. Sin embargo, no veo que vaya sacarle nada interesante con respecto a eso. Dígame ¿Realmente ocurrió algo trascendente en la reunión con los líderes de las ciudades libres o sólo fue un show para tomarse la foto juntos?

 

La presidenta enarcó las cejas y con tono burlón respondió:

 

Usando un lenguaje diplomático debería decirle que todas las convocatorias al diálogo aportan algo y que, si bien muchas solo llevan a gestos simbólicos, los símbolos también son importantes…

 

Beatriz sonrió a su vez y esperó que Irene continuase hablando:

 

Pero ni siquiera yo soy tan mentirosa—, agregó Irene en tono jovial.

 

¿Entonces?

 

Los verdaderos logros respecto de la integración y cooperación con las “Ciudades libres” no se ven en las cumbres, reuniones de protocolo…, ni nada de eso. Si quiere saber cuán cerca o lejos estamos, pregunte por los proyectos de cooperación médica, los programas de alfabetización o el proyecto de solidaridad tecnológica. Debería hablar con Victoria sobre eso, dicho sea de paso.

 

Eso parece una evasiva.

 

No lo es — respondió la presidenta, en un tono muy enérgico — Si bien no son invento nuestro, nadie llevó adelante estos proyectos a gran escala como nosotros, y poniéndolos como ejes de las demás políticas. La base de nuestras relaciones con las “ciudades libres” está allí, y lo que sucede en la mesa de negociaciones lo refleja, más allá de cualquier discurso rimbombante.

 

¿Entonces es optimista con respecto a esa cuestión?

 

Soy realista. Por eso mismo me preocupa la situación de crisis que vive la Ciudad.

 

Esta vez fue Beatriz la sorprendida:

 

Todo indica que la Ciudad se prepara para aplastar toda resistencia en la Tierra… ¿Cuál es la crisis?

 

Es esa situación de crisis la que los lleva a buscar paseos militares como respuesta a sus males. Lo entenderá mejor si analiza las cifras de su economía: tienen un déficit creciente,un alto índice de desempleo, su productividad media ha bajado, se han endeudado fuertemente…

 

Entiendo. Pero siguen siendo una potencia militar imbatible.

 

No los subestimo. Como tampoco subestimo su fanatismo; puede ser lo más peligroso del arsenal.

 

Beatriz contempló con curiosidad el rostro de su interlocutora. A pesar del evidente cansancio que traslucía, había seguridad y firmeza en su mirada.

 

¿Cree que habrá guerra?— Preguntó, esperando una respuesta evasiva. La respuesta, sin embargo, fue directa:

 

Eso es seguro. La Ciudad decidirá cuándo, y nosotros cómo…

 

No parece una buena noticia.

 

Si logramos evitar una masacre, lo será. Aunque debamos usar las armas del enemigo…

 

La periodista se estremeció al oírla. Irene sonrió y se apresuró a comentar con sorna:

 

Es una metáfora. La política y la diplomacia llevan a extrañas compañías…, cuando todo termine podré contárselo con más calma.

 

Ya no tendría el menor valor anticipatorio.

 

Pero seguiría siendo una exclusiva, se lo prometo.

 

Beatriz sonrió y se puso de pie, dando por concluida la entrevista. Minutos después, mientras Irene repasaba algunos asuntos de rutina, su hermana llegó de visita.

 

Deberías descansar — le reprochó Lilith —, te ves agotada.

 

Tampoco tú te ves tan bien, hermanita. ¿Acaso no has dormido lo suficiente?

 

Es algo temporal, ya se me pasará.

 

Lo mismo se aplica a mi situación.

 

Lilith decidió cambiar de tema y le preguntó por la embajadora de la Ciudad.

 

¿Ha venido varias veces, no es verdad?¿Muchos reclamos?

 

Viene a jugar al ajedrez.

 

No olvides que es una enemiga. De seguro viene a espiar.

 

Sí, al parecer soy un blanco muy vulnerable para las espías — rió Irene—. Te alegrará saber que hablé con Beatriz, tu periodista preferida.

 

¿Le pediste consejo? Es muy inteligente.

 

Si tú lo dices, hermanita. A mí me parece que tiene buena prosa, pero eso es todo. Y no vino a darme consejos, sino a hablar de la guerra. Quiere saber cuando nos destruirán.

 

Lilith se molestó al oírla hablar con tanta ligereza del tema. Sin embargo, sus reproches fueron en otra dirección:

 

Deberías tener un auténtico pasatiempo, salir a divertirte. Y no te vendría mal conseguir un novio, uno al que no lo asusten tus guardaespaldas, claro está.

 

Ante tal discurso, Irene sonrió encantada.

 

Eres tan egoísta, hermanita. No te das cuenta de nada. Por eso eres tan adorable.

 

No tienes derecho a criticarme de ese modo. Siempre me preocupado por ti y he tratado de ayudarte.

 

Esa es tu mejor cualidad. Sabes como depender de los demás sin que se note. Incluso hasta pareces generosa.

 

Tú no eres mejor.

 

No, yo reúno los mayores defectos de la familia. Soy peor que Ariel, inclusive.

 

Lilith se marchó indignada. Por el camino pensaba que había cometido un error al ser tan escrupulosa. Hubiese sido tan sencillo… Pero no era ella quién debía decidir.

 

Anuncios

4 comentarios

  1. ¡Fascinante! La historia aumenta mi expectativa entrega a entrega.

    Me gusta

  2. El espectro radioeléctrico sera de la Confederación!!!

    Besos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

NO SOY LO QUE DEBERIA, el blog de Nilda

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: