Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

Ariel: final

La periodista

El siguiente paso fue el fin de la concesión de dos bases militares de la Ciudad que el nuevo gobierno no renovó: las tropas de la Ciudad debían retirarse y ya no se permitirían nuevas bases.

 

La reacción de la Ciudad fue inmediata: el vocero de la cancillería insistió en que esas bases eran necesarias para combatir el terrorismo y no podían cerrarse. Si el gobierno de la Confederación no les renovaba la concesión mostraba su poco compromiso en la lucha contra el terrorismo y sufriría represalias económicas…La reacción periodística fue apocalíptica: se habló de que la Confederación estaba aislada del mundo civilizado y de que Ariel prohijaba el terrorismo.

 

Una encuesta mostrando la popularidad de la medida hizo amainar las críticas más furibundas.

 

Beatriz Ocampo se encargó entonces de señalar que la medida era correcta pero que la forma de hacerlo, no, que deberían haberles dado un plazo más largo para retirarse.

 

La cobertura oficial del incidente estuvo a cargo de la periodista Roxana Díaz, la reemplazante de Pedro Brunner luego de que este se jubiló.

 

La joven entrevistó al embajador de la Ciudad y al canciller de la Confederación. El primero le dijo:

 

Queremos seguir con la fructífera colaboración que nuestro país ha tenido con la Confederación. Lamentablemente el antiguo gobierno obvió renovar la concesión antes que venciera y el actual se niega tercamente a renovarla. No queremos pensar mal pero es evidente que eso beneficia al terrorismo.

 

Cuando Roxana le preguntó de que modo beneficiaba al terrorismo la decisión, el embajador frunció el ceño y le dijo:

 

Sin la vigilancia de la Ciudad no sería difícil para los terroristas usar el territorio de la Confederación para sus planes. No sería raro que detrás de esta negación ya haya un acuerdo con los terroristas.

 

¿Tiene pruebas de esa afirmación?

 

Mi experiencia lo indica, no necesito dar detalles.

 

Por su parte, el canciller le dijo que con la concesión vencida estaban en su derecho a no renovarla.

 

No aceptamos la idea de que todos los gobernantes de las Ciudades libres son terroristas, ni mucho menos que la Ciudad es la única que puede defender la paz. En más de una ocasión ellos atacaron primero a varias ciudades, y luego se excusaron diciendo que era para prevenir. Nosotros preferimos negociar para evitar la lucha armada, siempre que sea posible, y usar las armas sólo para defendernos. Ellos atacan primero y preguntan después. No queremos gente así en nuestro territorio.

 

¿No habrá más colaboración militar con la Ciudad?

 

No bajo la forma de bases militares. Y en verdad tampoco nos queda claro que beneficios trae trabajar con ellos.

 

El gobierno anterior lo hizo.

 

Sin beneficios visibles y con la incómoda situación de tener militares de la Ciudad en nuestro territorio…

 

Ariel apagó el televisor. Frente a él Irene lo miraba expectante. Entre ellos había un tablero de ajedrez y ella acababa de hacer su jugada.

 

Es sólo el comienzo— comentó él.

 

Entonces no me quiero imaginar lo que dirán cuando anuncies la misión de paz al sur de Europa. Están pasando por una situación muy difícil y habrá que intervenir: nos han llamado.

 

Lo sé. Quiero que te encargues personalmente de eso. Es algo delicado.

 

Ella asintió. Él movió una pieza a su vez.

 

Tendré que hablar con Iván entonces.

 

Y yo debo preparar las explicaciones del caso: no será fácil y menos luego de que nos acusaron de ayudar terroristas.

 

Al contrario, eso facilita las cosas: ya han decidido la respuesta antes de que tú…

 

Poco después la noticia era conocida por todos y el nuevo escándalo era “la confederación ayuda a terroristas” . De nada valió que el canciller Iván Torres explicara que la misión era pacífica y que consistía en ayuda humanitaria para la población.

 

Le tocó al presidente hablar en conferencia de prensa sobre el tema y la pregunta recurrente fue ¿Por qué ayudar a terroristas?

 

La respuesta invariable de Ariel era que la ayuda era para los habitantes, víctimas de un desastre natural y no para sus gobiernos…

 

Así transcurrieron los años de gobierno de Ariel. En el camino, perdió aliados: Iván se fue dando un portazo y se insinúo que Daniel Hobsbawm, recientemente casado con la otra hermana de Ariel, Lilith, y actual gobernador de la zona metropolitana se iría del partido. No perdió, en cambio,votos. Contra todo pronóstico mediático Ariel arrasaba nuevamente en las elecciones, y tiempo después lograba su reelección.

 

Su gobierno transcurrió entre iniciativas propias y una inoperancia extrema de sus opositores que sólo confiaban en que el desgaste de tantos años les abriera el camino.

 

Y entonces empezó la pelea por la sucesión: todos creían que la lealtad de Daniel sería recompensada con la presidencia pero se lo nombró como candidato a vice. La elegida fue Irene, cuya tarea incansable en el ICTI había consolidado su rol de mano derecha de Ariel.

 

Pero en medio de los preparativos ocurrió un nuevo incidente internacional. Una periodista había revelado los secretos más oscuros de la Ciudad y en ésta se pedía su cabeza del modo más literal.

 

El nombre de la periodista era Julia Meyer. Era australiana y había revelado a través de las redes sociales desde las presiones políticas de la Ciudad en las ciudades europeas hasta los escándalos personales de varios mandatarios.

 

Había una orden de captura contra ella y debido a eso y dejando de lado su opinión despectiva hacia la Confederación había pedido asilo político en la embajada que la Confederación tenía en las Islas Británicas.

 

La reacción no se hizo esperar. La Ciudad exigió su inmediata entrega, el Papa habló de la necesidad de un justo castigo a los pecados, etc.

 

Pedro Brunner defendió el asilo, dejando de lado su acostumbrado mutismo. Consideraba que las revelaciones de Julia molestaban a la Ciudad, porque revelaban que mantenía la misma política de intromisión en los asuntos internos que su antecesora, mientras a viva voz tachaba de intervencionismo cada movida de la Confederación en las ciudades europeas.

 

Ariel se entrevistó con la joven brevemente. Allí éste le explicó que su permanencia debería durar lo necesario para que el escándalo pasara y ella pudiera ser llevada al territorio de la Confederación .

 

Pueden pasar años.

 

Siempre que no asalten la embajada…

 

Sentaría un mal precedente. Por su propio bien deberían descartar esa opción.

 

Julia asintió. Luego, un poco irónicamente miró a su interlocutor y le dijo:

 

¿No teme que revele sus secretos al público?

 

¿Más de lo que ya lo han hecho? No tengo vida privada, todos saben cada paso que doy.

 

Ariel le tendió la mano, y Julia la estrechó.

 

Resista. Esto terminará y usted podrá tener nuevamente una vida normal.

 

Lo dice como si no tuviera esa opción.

 

No la tengo— fue la respuesta de Ariel— ya no más.

 

Pasaron semanas sin novedades. Luego de las amenazas iniciales las fuerzas de las Islas Británicas permitieron que la joven permaneciera en la embajada, y hasta recibiera visitas y diera entrevistas. Su única limitación estaba en que no podía salir de la embajada o sería capturada.

 

La propia Beatriz Ocampo pudo entrevistarla, y quedó muy decepcionada al ver que su entrevistada prefería hablar de la información conseguida sobre la corrupción reinante en el entorno papal, o de la ayuda militar a las Islas, o del extendido espionaje que realizaba la Ciudad en todo el mundo, que sobre la política interna de la Confederación, sobre la cual confesaba ignorar casi todo.

 

Beatriz se enojó y desde entonces defendió la tesis de que las revelaciones de Julia eran parte de una conspiración de la Ciudad para distraer la atención del público de los verdaderos conflictos mundiales.

 

Esta hipótesis tuvo gran éxito en las redes sociales, aunque no tardaron de salir defensores de la joven en esas mismas redes a refutar dicha afirmación. Incluso acérrimos críticos de Ariel defendieron su decisión de darle asilo.

 

Ella siguió trabajando pero luego del escándalo inicial su nombre fue prácticamente olvidado por los medios de comunicación. Sobre todo cuando apareció un “arrepentido” de los servicios de seguridad de la Ciudad pidiendo asilo político en China. A pesar de las presiones de la Ciudad, China le dio asilo temporal al joven, con el consiguiente enojo de la Embajada.

 

Sin embargo, meses después,Julia volvería a ser noticia del modo más sorpresivo.

 

El gobierno de las Islas ordenó la captura de Julia y para lograr hacer efectiva la orden, tropas ingresaron en la embajada exigiendo la entrega de la periodista. El personal no se resistió, pero para su decepción la búsqueda de la joven fue infructuosa.

 

Ya no estaba en la embajada. La noche anterior habían logrado sacarla disfrazada como personal de la misma. Una jugada casi infantil, pero efectiva.

 

Los gritos del embajador de la Ciudad se oían del otro lado del estrecho…

 

Fue un gran error haber invadido una embajada por los motivos que fuesen. Ninguna embajada de las Islas estará segura ahora y tampoco las de la Ciudad ya que la gente los ve como instigadores del hecho—fue el comentario de Roxana Díaz cuando entrevistó al embajador de la Ciudad en las Islas . ¿No lo cree así usted? Sus aliados cometieron un exceso difícil de reparar.

 

Tal vez el enojo le duraba aún al embajador , ya que obvió la diplomacia habitual y fue sincero.

 

El error lo cometió Ariel al dar la orden. Julia ya no nos interesa . El que tiene los días contados es él.

 

Al día siguiente ya había comunicado oficial de desmentida y nuevo embajador.

 

Pero no faltó el que recordó esas palabras cuando el avión donde Ariel viajaba junto a Daniel Hobsbawm y otros colaboradores de alto nivel, estalló en pedazos en el aire, producto de un atentado que nadie se atribuyó…

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Grande genia!!!
    Besos!!!

    Me gusta

  2. Me reservé esta entrada para la lectura de hoy. Es para prevenir la adicción que tus relatos me generan. Me receté una dosis diaria de Cuentos de un mundo descosido para garantizar el buen día. 🙂

    Me gusta

    • Gracias 🙂
      Recuerde: si hay secuelas o las molestias persisten no consulte a su médico. Es inútil 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

NO SOY LO QUE DEBERIA, el blog de Nilda

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: