Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

La isla quiere ser parte de la Confederación: 1ª parte

Un par de años después del terremoto, George Hamilton permitió el regreso de las agrupaciones de ayuda humanitaria de la Confederación. Para entonces, Manuel había muerto, Eva se encontraba gravemente enferma de cáncer , y la Nación enfrentaba una seria crisis económica y social.

La charla entre ambos fue breve:

Lamento lo de su esposo, y también su enfermedad actual. Ya sabe que si requiere atención médica más especializada…

Eva sonrió tristemente:

No serviría de nada. Mi estado es terminal. Pero le agradezco la cortesía. Y su decisión de permitirnos volver a brindar ayuda a la isla.

Créame. No es por gusto. Es sólo que ya tengo suficientes problemas para seguir manteniendo uno más.

Ella asintió. Él cortó la comunicación y suspiró, resignado. Un problema menos…

O al menos eso creyó. Porque no pasó un día del regreso de los grupos de ayuda para que surgiera un movimiento entre los habitantes de la isla pidiendo la anexión lisa y llana a la Confederación.

Miles de personas salieron a la calle a exigir la libertad de acción a su gobierno, y su incorporación a la Confederación a Eva.

Ni siquiera Ronald Cox pudo lograr ocultarlo. Todas las redes sociales hablaban del tema, aunque fuera en sorna.

Quién lo diría. Parece que vas a perder tus viajes a la isla, Pedro— Se burló María Laura Rodríguez, mientras viajaban rumbo hacia allí, en el primer vuelo disponible.

Él la miró con idéntica sorna y dijo:

Supongo que le alegraría no venir más. La última vez no la pasó bien.

Luego, en tono más serio, agregó:

Será un gran paso para ellos, si lo logran. La Nación los tiene totalmente abandonados.

El gesto de desprecio de Laura fue evidente:

No son niños que requieran tutela.

De hecho, hay niños en la isla. Muchos. Tal vez usted lo ignoraba…

Ella bufó:

Sólo te falta recitarme esa estupidez de los derechos humanos.

Son los cimientos de nuestra nación.

Que es un caldo de cultivo de vagos. Como la isla.

Muchos de ellos trabajan más que usted, señorita.

Laura rió a carcajadas. Luego tomó su laptop y se puso a leer sus notas. Pedro hizo lo mismo. No se hablaron por el resto del viaje.

Como era ya su costumbre, fueron a diferentes lugares. Laura quería hablar con Ronald Cox, pero no tuvo éxito, así que tuvo que conformarse con buscar opositores a la protesta en la isla. No fue difícil. En el único hotel de la isla, todos lo eran.

Pedro Brunner habló unos minutos con el conserje del hotel ; luego salió a recorrer la isla. Como la gente sabía que era de la Confederación pronto se agolparon alrededor de él.

El periodista tuvo que explicarles que no era del gobierno y que sólo quería hacer preguntas sobre su pedido. Eso los decepcionó un poco, pero respondieron sin problemas.

La primera respuesta de la Nación fue enviar al ejército, pero la muchedumbre logró hacer retroceder a las tropas.

Ignacio condenó la represión y las protestas, llamando a la paz a ambos bandos, pero por las dudas suspendió la visita que tenía planeada a la isla.

Desesperado, George llamó a Milton Raiker para pedirle consejo.

No veo cuál es el problema, señor presidente. Podemos enviar más tropas.

A veces olvido que tienes menos imaginación que una piedra. Sólo los enfureceríamos más.

No hay otra opción.

George meneó la cabeza con reprobación.

Creo que llamaré a Bradbury. Él al menos tiene un cerebro.

Milton ignoró abiertamente su comentario. Con cortesía, preguntó si podía retirarse. Ante la respuesta afirmativa del presidente, Raiker se fue.

Horas después Richard Bradbury se encontraba en el despacho del presidente escuchando la explicación de lo sucedido. Cuando George hubo terminado su explicación, se hizo un silencio.

¿Realmente quiere conservar la isla? — Fue la primera pregunta de Richard.

Eso es obvio.

Pero es un territorio conflictivo, que aporta nada o casi nada a la Nación. Tal vez deba hablar con Eva. Preséntelo como un toma y daca. Ella aceptará.

George se retorció en su asiento, incómodo.

La Nación jamás cedió territorio.

Richard se encogió de hombros.

La Nación jamás vivió una crisis como ésta. Hay que priorizar los gastos esenciales y librarnos de las ugis.

¿gastos como la construcción de la Ciudad?

Exacto. El último refugio de la civilización.

George miró con cierta sorpresa a Richard:

Sospecho que Sagan no dice eso.

Yo hablo a cada persona en su lenguaje. Sagan es distinto. Él vive en su mundo de ciencia. Piensa que la Ciudad es un patrimonio de la humanidad, una manera de escapar de este planeta e independizarnos de él , para que la humanidad no desaparezca al estilo de los dinosaurios. Yo veo en la Ciudad una salida para los problemas actuales de la Nación.

Usted es más práctico.

Así es.

George lo miró pensativamente.

No quiero hablar con Eva. No soportaría una charla más que no sea protocolar con esa mujer.

Yo puedo hablar con ella—. Ofreció Richard.

¿Qué le dirá?

Lo que ella espera oír. La Ciudad necesita ayuda, ayuda financiera. Y la Nación está en crisis.

George se rió:

¿le pedirá un préstamo?

Richard negó con la cabeza:

Un canje. La isla por dinero para la Ciudad.

¡Richard! No puede negociar con cosas que no le pertenecen.

Si usted me autoriza, y el Congreso lo aprueba, puedo. Use su mayoría. A menos que quiera ampliar el presupuesto de la Ciudad aumentando los impuestos.

El presidente suspiró, fastidiado.

Creo que prefiero hablar con Eva.

¡ Fantástico! Envíele mis saludos. Y tenga alguna propuesta plausible para ella. No servirá de nada ir con las manos vacías.

George capituló:

No tengo nada para ella. Ni para la gente de la isla. Siga su plan.

Como usted diga.

Richard se retiró, mientras George se preguntaba si el día podía empeorar.

Anuncios

4 comentarios

  1. Los cuentos tuyos tienen algo especial y el atractivo de un hilo conductor.
    Besos!!!

    Me gusta

  2. ¡Lo mejor de los títulos que llevan como agregado 1ª parte es la certeza de al menos una segunda, y la esperanza de una saga! 🙂

    Me gusta

    • Hay segunda parte, efectivamente 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

NO SOY LO QUE DEBERIA, el blog de Nilda

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: