Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

Secuestro: 1ª parte

Habiendo pasado el primer período de gobierno como presidente, Manuel sorprendió a todos anunciando que su sucesora en la presidencia de la Confederación sería Eva Russo.
No tardaron en oírse voces en contra de dicha elección. Magdalena Ocampo criticó su maquillaje y su forma de vestir y de ello dedujo que no estaba capacitada para gobernar. Martín Castro insistió en que ella era la responsable de que un terrorista como Ulises no hubiese sido capturado con vida,  y que su fracaso en la isla luego del terremoto la inhabilitaba para gobernar.
María Laura Rodríguez la llamó defensora de terroristas y advirtió que podía haber una dictadura. Más benévola, Vilma Meyer, líder del PCC,  aclaró que Eva era la continuidad de un gobierno burgués y opresor, con algunas cualidades marginales que la hacían más peligrosa para el pueblo.
Eduardo García ironizó sobre la posibilidad de un “doble comando”, aunque aclaró que eso ya existía con Manuel como presidente. A pesar de eso, manifestó su acuerdo general con las líneas del gobierno saliente, y su esperanza de que la entrante continuara esa línea.
El partido Humanista, liderado por Manuel Ramírez, y con Eva Russo como candidata era el favorito. Sólo estaba en discusión por cuanto le ganaría al segundo y si el segundo sería Roberto Pérez, candidato extrapartidario del PDL (partido Democrático Liberal) o la mediática Elisa Moyano, del Proyecto Cívico y Social.
Sin embargo, Sólo Noticias insistió hasta último minuto con que los números podían ser desfavorables al partido Humanista porque la gente tenía un voto “vergonzante” , y no decía realmente a quién iba a votar.
Finalmente llegó el día de la votación. Los resultados fueron contundentes. Con el 50,6 % de los votos frente al 33% de su rival más cercana, Elisa Moyano, la victoria de Eva era indiscutible. A pesar de ello, Elisa sugirió que los suyos eran votos de mayor calidad.
Por otra parte, Manuel Francisco Ramírez fue electo con el 50,1% de los votos como Secretario General de la Confederación, lo que hizo decir a Martín Castro,con sorna, que Manuel había decidido prestarle el sillón presidencial a su compañera mientras él se iba de paseo.
Como primera medida importante Eva impulsó la reforma constitucional, para lo cual convocó a un plebiscito, que ganó con más del 54% de los votos.
La nueva constitución fue discutida en asambleas populares antes de llegar a la Constituyente y se hicieron llegar sugerencias vía redes sociales. El debate fue largo y podía presenciarse por los medios de comunicación tanto masivos como alternativos, si bien quienes más énfasis pusieron en él fueron los medios estatales.
El resultado fue una constitución laica, que reconocía los derechos sociales, que establecía la función social de la propiedad privada, que establecía la igualdad de derechos de todos los habitantes de la confederación sin distinción de edad, sexo, religión, identidad de género, partido político, etnia,etc, entre otras cosas.
Desaparecía la figura del Secretario General, quedando sus funciones en manos del presidente y el canciller.
No faltó quien la tildó de inaplicable y excesivamente idealista.
Vilma Meyer la criticó por permitir la reelección en todos los cargos, y la excesiva duración del mandato presidencial (6 años) y señaló que eso era una estrategia para perpetuarse en el poder de los Ramírez.
En la Nación, había sido electo  George Hamilton como presidente. Los primeros roces fueron por la negativa de la Confederación a aceptar bases militares de la Nación en su territorio.
— Después de lo sucedido en la isla, me parece poco razonable su actitud, señora Russo.
Eva observó con displicencia la imagen del primer mandatario en el videoteléfono.
—¿En qué sentido? ¿Rechazan la ayuda humanitaria y nosotros debemos aceptar su intromisión militar?
— Su “ayuda” es intromisión. Si no quiere que eche a las agrupaciones de la Confederación del Sur que quedan en el territorio de la Nación, le aconsejo reveer su posición.
Eva sonrió con sarcasmo:
— Con gusto recibiré nuevamente a los científicos nuestros que trabajan con Bradbury. Sospecho que él estará muy feliz cuando lo sepa.
Hamilton hizo rechinar sus dientes.
— ¡Usted y Bradbury me tienen hartos! Cuando me libre de ambos…— dijo, pero no continuó la frase. Sabía que su enojo era una pérdida de tiempo. Cortó la comunicación.
Eva suspiró. Se sentía muy cansada. Decidió llamar a Manuel. Luego de un breve diálogo con él, ya se sentía mejor.
George no pensó mucho su próxima jugada. Eva y Manuel debían aprender a no subestimarlo. Muy pronto verían las consecuencias de entrometerse en los asuntos de La Nación.
Y así fue.
Primero,  Ezequiel Estrada, un rico propietario, llamó a la rebelión fiscal, pero no tuvo mucho eco…, los que evadían no querían delatarse.
Luego, el cardenal Mario Castellano, hasta entonces de bajo perfil, llamó a defender la fe y a rechazar la “Constitución impía” que acababa de votarse. Creyó que toda la cristiandad de la Confederación se le plegaría, pero no fue así.
Sólo el distrito capital respondió a su llamado, ¡y cómo! Bandas armadas que se autoproclamaban “soldados de Cristo” atacaban los edificios oficiales  y luchaban contra la policía.
A las manifiestaciones religiosas se les sumaron Ezequiel Estrada, que protestaba contra la inclusión de la función social de la propiedad, y todo la cúpula del PCC que clamaba contra la tiranía populista.
Se pudo ver a Estrada del brazo de Vilma Meyer sin que casi nadie se preguntara que hacían juntos. Sólo Eduardo García se atrevió a cuestionar dicha alianza, añadiendo que nadie que se dijese de izquierda podía pactar con Estrada.
Ante ese despliegue inesperadamente violento, Mario Castellano se asustó y decidió pedir audiencia con la presidenta. Eva se la concedió de inmediato.
— Dios sabe cuanto odio la violencia, pero debo decir que usted es la responsable de que esto ocurriera.
Eva lo miró con curiosidad.
— ¿Bromea, señor cardenal? Usted llamó a la guerra de Dios desde el púlpito, ¿y la responsable soy yo?
— No debió permitir que una constitución atea fuese aprobada.
— No es atea, es laica. Permite todas las religiones sin dar preeminencia a ninguna. Además, pensé que justamente usted debería ser el que la apoye, y no quien reniegue de ella, ¿o ya no está de acuerdo con la función social de la propiedad?
—No al precio de renunciar a la religión verdadera. Me decepciona. Creía que era católica.
Eva hizo caso omiso al gesto de reprobación de Mario.
— Eminencia, soy una buena católica, por eso no puedo discriminar a quienes no lo son.
— Tolerar el pecado no es de buen católico.
— Todos somos pecadores, Eminencia, pero el amor de Dios lo perdona todo.
El gesto de reprobación de Castellano se hizo más notorio:
— Sólo si hay arrepentimiento en el corazón de los pecadores. No es el caso.
— ¿A qué se refiere?— dijo Eva con algo de incomodidad.
— Tal vez debí hablar con Manuel . Las mujeres nunca parecen entender.
— Señor Cardenal: no lo convoqué para que me ofendiese. Explíquese.
— ¿No es obvio? Esta nación se ha descarriado. La Constitución nueva no sólo no menciona religión oficial, ni apoyo alguno a la Iglesia Católica Apostólica Romana, que es la religión del pueblo, dicho sea de paso, sino que tampoco dice nada de proteger la vida desde la concepción. Son omisiones peligrosas. Y no la veo muy arrepentida.
— No puedo imponer a mi país la visión de una única religión. La Constitución es para todos, católicos y no católicos.
— Los católicos somos mayoría.
— Estoy dispuesta a someter la constitución a un plebiscito—. Ofertó Eva.
— La fe no se plebiscita.
— Las constituciones sí. Y sospecho que no van a gustarle los nuevos códigos civil, penal y comercial.
— Esto no ha terminado.
— Me temo que sí. Fue un placer hablar con usted, señor cardenal, pero tengo trabajo que hacer.
Mario se retiró, furioso y más convencido que nunca de la necesidad de luchar…
La noticia de la reunión corrió como un reguero de pólvora tanto en las redes sociales como en los medios tradicionales de comunicación. No hubo, sin embargo, mucho análisis: todos tenían una posición tomada, ya fuera en contra  o a favor del gobierno, y por ende , de la nueva Constitución…

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Lamento no haber descubierto antes el blog! Cada post me mantiene en vilo y a la expectativa de la siguiente publicación.

    Me gusta

  2. Gracias 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

NO SOY LO QUE DEBERIA, el blog de Nilda

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: