Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

La búsqueda

Nunca supo cuando, o porque ocurrió. Lo cierto es que una de las flores mágicas de la reina se perdió y había que buscarla.

Le tocó a Lorelei esa tarea. Era un hada común y corriente al servicio de la reina de las hadas y, como tal, le tocaban las peores comisiones.

Al menos eso le pareció cuando le dijeron que la flor estaba en la Tierra.

Fue a la Tierra y se encontró con la primera dificultad. Los humanos no las veían ni oían así que no podía pedirles ayuda. En verdad, ningún ser vivo parecía notar su presencia.

Así que decidió controlarlos alternativamente para rastrear así todo el planeta.

La buscó por mares, ríos, bosques, selvas, desiertos, y también ciudades , pueblos y aldeas.

Pasaron años sin que descubriera la menor pista sobre la flor. Nadie la había visto ni notado su presencia.

Las personas que usaba se volvían locas y debía cambiarlas. Los animales se morían rápidamente. Pero ella siguió buscando.

Hasta que comprendió que la flor estaba en el interior de una jovencita que ignoraba por completo este hecho.

Sólo podía recuperarla si ella se la daba voluntariamente. De otro modo se destruiría.

Pasó años tratando de lograr su cometido. Usó a diferentes personas: ancianas sabias, muchachos apuestos, niños, pero todo fue inútil. La joven no le creía. Y si ella no creía no podría devolverle la flor.

La joven se casó, tuvo hijos y se hizo más escéptica a medida que envejecía.

El hada ya casi se había resignado a perder la flor cuando ocurrió lo inesperado. Ya anciana y con varios nietos en su haber, la mujer comenzó a verla y oírla. Le dijo que le daría la flor cuando estuviera a punto de morir…

Sus hijos la creyeron loca al oírla hablar a solas y la hicieron internar. El hada se quedó a hacerle compañía mientras esperaba. Sobre todo cuando la familia dejó de visitarla.

Poco antes de morir le confesó que siempre supo de la flor y que fingió no saberlo para no perder tan preciado tesoro.

Finalmente, con su último aliento, le dio al hada la flor que tanto había buscado.

Los médicos que la rodeaban murmuraron que la pobrecilla nunca recobró la razón, y así se lo dijeron a sus familiares. No faltó en el barrio quien dijese que siempre fue rara.

En cuanto a la flor , volvió a la colección de la reina , que ya se había olvidado de su ausencia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

SOY LO QUE DEBERIA

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: