Cuentos de un mundo descosido

Cuentos de cuya autoría soy culpable

Cuentos para los niños de la Ciudad:La caída de La Nación

Los niños de la Ciudad aprendían muchas lecciones, variables según el papel que cumplirían cuando adultos, pero la más importante era el miedo.

Miedo a la Tierra, tan lejana y cercana al mismo tiempo.

Miedo a sus habitantes, los descastados con sus ciudades y la Confederación con su insólito “dictador” vencedor de múltiples elecciones (que ni siquiera era siempre la misma persona pero ellos no lo sabían).

Miedo a ser destinados a una categoría más baja que sus padres… Miedo a ser delatado por sus compañeros por “raro” o “anormal”.

Miedo era también lo que los mantenía unidos. Por ello se repetía mucho esta historia sobre la caída de La Nación.

La caída de La Nación


Llegaron de todas partes. Eran una marabunta. Ni siquiera el ejército podía contenerlos sin destruir también las ciudades que invadían. Cada vez era más difícil vivir en más. En la Nación había cada vez menos lugar para los ciudadanos decentes. También Europa se caía a pedazos… Había que vivir en fortalezas militarizadas sabiendo que incluso allí existía el peligro de un asalto por parte de los descastados.

La confederación por otra parte hacía tratos y negociaba con los líderes de las infraciudades y hasta aceptaba que algunos emigraran a sus tierras. Desdeñaba así a la Nación que los había declarado terroristas y por lo tanto no susceptibles de recibir asilo. Para buscarlos se enviaban misiones de búsqueda y captura. Algunas tuvieron éxito. Otras, no.

Eso no resolvía nada, sin embargo. Cada vez había más descastados. Algunos se movilizaban sin líderes visibles. A la vista de todos estaba la solución:La Ciudad.

Sin embargo nadie se dio cuenta de ellos hasta que Oscar Bradbury lo hizo notar. El hijo del mítico Richard Bradbury había tomado las riendas de la Ciudad luego de la muerte de su padre. Corrieron extraños rumores acerca del suicidio del Richard, pero su hijo hizo caso omiso de ellos y presentó un proyecto para trasladar a todos los científicos importantes, a los grandes empresarios a la Ciudad,a los líderes políticos de la Nación junto con sus familias por supuesto. También invitaba a los líderes de las principales religiones y a inmigrantes de élite tanto de Europa como de la Confederación. Junto a ellos irían otros tantos técnicos y obreros cuidadosamente seleccionados por su eficacia y obediencia. El proyecto tuvo una rápida aprobación en el Congreso.

Lo más difícil fue su implementación. Se vieron escenas lamentables de madres ofreciendo a sus hijos para que fueran enviados a la Ciudad. No entendían que siendo hijos de descastados no eran confiables y debían ser desechados. La Confederación vivía una crisis interna y no intervino… Años después, ya salida de la crisis, su nuevo líder deploraría el accionar de Bradbury. En la Ciudad,en cambio Bradbury fue visto como un héroe.

-Lamentablemente, no podemos dormir sobre nuestros laureles. La vigilancia eterna es el precio de la libertad- dijo una maestra a sus alumnos.

Todos los niños de 6 años recibían esta lección. Muy atentos oían como su futuro dependía de vigilar que no surgieran descastados entre ellos, aún en la Ciudad, en el espacio…

Anuncios

2 comentarios

  1. elsudacarenegau

    Mire, Iris… yo le haría una pequeña corrección (es horrible ponerse en ese rol. Cambie corrección por sugerencia).

    Hay un tipo que se llama Zigmunt Bauman, es polaco y escribe casi compulsivamente. A esta altura no estoy seguro si fue en su libro Comunidad. Allí (casi seguro) dice que hay una relación inversa entre seguridad y libertad. ¿Querés seguridad?… Bueno… dame tu libertad. (Y allí tenemos los guetos de la misimidad, countrys, etc, a salvo de los distintos).
    La sugerencia para su párrafo sería que en vez de “-Lamentablemente, no podemos dormir sobre nuestros laureles. La vigilancia eterna es el precio de la libertad- dijo una maestra a sus alumnos.” Pondría: -Lamentablemente, no podemos dormir sobre nuestros laureles. La vigilancia eterna es el precio de la seguridad- dijo una maestra a sus alumnos. Y la libertad se fue al tacho.
    Pero mi irrespetuosidad sin límites hacia la obra de la compañera va con onda. 🙂 Es como sugerirle a Cortázar que cambie un a palabra. Mándeme a freir papas, que estará bien.
    La libertad es una bandera del liberalismo, y la igualdad, del comunismo. Vamos por todo Iris. La seguridad nos vuelve conservadores.

    Me gusta

  2. Entiendo su apreciaciación. Pero si se fija bien el cuento forma parte de la serie sobre la “Ciudad” y las palabras pertenecen a uno de sus habitantes. El cuento Los descastados: https://cuentosdeunmundodescosido.wordpress.com/2012/04/01/cuentos-para-los-ninos-de-la-ciudad/ sigue la misma línea.
    La frase es el equivalente a “somos los más libres” y “nos envidian porque quieren quitarnos nuestra libertad” que dicen los yanquis. No significa que yo esté de acuerdo con ellas .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vendo mi cuerpo por ser delgad@

Lo que siempre deseaste conocer sobre medicina y nutrición

elpaisquerido

Una visión kirchnerista de la realidad nacional

SUMANDO MOMENTOS

Cuentos y Relatos

Geeks & Linux Atelier!

El Taller de GNU/Linux..., pero Chileno!

ScyKness

Biología, más que una ciencia.

Cristina, Buenos Aires

INICIATIVA POR BUENOS AIRES

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

Sudakia

(Sudakia es el camino)

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

laqk

Opiniones políticas. El blog de Alejandro Quijano - @AlejandroQuija

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Informático de Guardia

Vivencias de un informático metido a profesor

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Sietesoles: Música y Literatura

Cuentos, canciones, y lo que tenga a bien producir mi cabeza.

Rey de reyes -Tigran el grande

La Causa Armenia y toda la que luche por su reconocimiento ,como los Derechos Humanos son BANDERAS DE REY DE REYES

EL FLAGELO DE LO CORRECTO

...de lo politicamente correcto

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Un día más en la dimensión descosida

¿Eres feliz? Computadora dice que es obligatorio ser feliz No ser feliz es traicion. La traicion se castiga con la muerte. ¿Eres feliz?

matreros1928

Just another WordPress.com site

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

SOY LO QUE DEBERIA

-el ser, el tiempo, las palabras ¿acaso hay otra cosa?

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: